¿Qué hacer si no me han pagado el sueldo?

¿No has recibido tu salario este mes? Seguro que tu mente está inundada de preguntas. ¿Por qué no he recibido mi paga? ¿Debo enfrentarme a mi empleador? ¿Qué debo hacer al respecto? ¿Cómo afronto mis gastos ahora? En este artículo, te traemos todas las respuestas.

Encuentra tu mejor préstamo rápido

En primer lugar, hay que destacar que tienes derecho legalmente a recibir los salarios que se te prometieron. Por eso, si no te pagan, puedes contratar un abogado para lidiar con esta situación y recibir tu salario mínimo, más compensaciones (si aplica). Si el salario no llegó a tu cuenta por causa de algún malentendido o problema menor, con hablarlo con tu empleador estarás cubierto.

Si te sucede este segundo escenario, todavía queda un problema por enfrentar: cómo pagar tus cuentas pendientes. Darse cuenta de que no tienes suficiente dinero para cubrir tus gastos mensuales puede ser una situación que asuste. Hay muchas maneras de que esto ocurra, no solo que no te paguen el salario, como por ejemplo sobrecargarse con demasiadas deudas, tener ingresos irregulares o perder el trabajo.

4 Cosas que debes hacer si no te han pagado el sueldo

Estrategias útiles que te ayudarán a saber qué hace si no te pagan el sueldo
Photo by Matthew Osborn / Unsplash

Para resolver mientras llega tu salario atrasado, prueba estos cuatro pasos para aumentar tu poder adquisitivo. Pueden ayudarte a tener una base financiera más estable y salir del modo de supervivencia temporal en el que te encuentras.

1. Encuentra ingresos adicionales

En primer lugar, tienes que encontrar una fuente de ingresos adicional o un nuevo trabajo. Esto puede significar que aceptes un trabajo de fin de semana. Tal vez puedas conseguir horas extra en el trabajo de un amigo o puedas vender algunas cosas para ayudar a pagar tus facturas.

Ten en cuenta que un segundo trabajo debe ser solo una situación temporal hasta que recibas tu sueldo íntegro, y te pongas al día con tus responsabilidades financieras. En todo caso, podrías continuar con varias fuentes de ingresos sin problemas, algo de dinero extra no le cae mal a nadie.

Un segundo trabajo puede ser una buena forma de mantener tus finanzas estables y de afrontar gastos imprevistos. Por ejemplo, si necesitas el dinero extra para cubrir una deuda derivada de una emergencia médica, puedes aceptar un segundo trabajo o una fuente de ingresos pasivos para pagar esa deuda hasta que esté saldada.

2. Habla con las financieras si tienes un préstamo activo

Ponte en contacto con tus acreedores y comprueba si puedes optar a una reducción de los pagos o a algún tipo de indulgencia. Los préstamos estudiantiles ofrecen una indulgencia si puedes demostrar que tienes dificultades económicas.

Las compañías de tarjetas de crédito pueden reducir temporalmente los tipos de interés o reducir la cantidad que debes cada mes, aunque pueden exigirte que dejes de usar la tarjeta de crédito. Reducir los pagos mensuales, aunque sea una pequeña cantidad, puede ayudarte a estar en una mejor posición financiera.

Recuerda que el objetivo principal de las financieras es recibir de regreso el dinero que prestaron, por eso es posible que ajusten los cobros para acomodarse a tus necesidades actuales. Esto puede ser a cambio de una penalización, pero usualmente no se pagan grandes montos en comisiones y podrás pagarlo una vez que recibas tu sueldo.

3. Utiliza tu fondo de emergencia

Si eres una persona con buenos hábitos financieros, seguramente cuentas con un fondo de emergencia preparado para enfrentar cualquier eventualidad. Si no te han pagado el suelo, y necesitas comprar comida, pagar los estudios de tus hijos o cumplir con las cuotas de tu línea de crédito, puedes hacer uso del dinero que tienes ahorrado.

Piensa que podrás devolverte el dinero que saques de tu fondo de emergencia una vez te paguen el sueldo. De esta forma estarás en una situación ganar-ganar, ya que cubrirás tus deudas sin necesidad de haber pedido dinero a terceros.

4. Solicita un préstamo de dinero rápido

Cuando no dispones de ahorros para afrontar emergencias y necesitas liquidez, un préstamo personal puede ser la forma más rápida de obtener dinero ahora. Contrario a lo que puedas pensar, no tendrás que acudir a un banco y pasar por un complicado proceso de solicitud.

Ahora existen las entidades financieras online que ofrecen préstamos personales rápidos que podrás recibir en menos de 24 horas de haberse aprobado tu solicitud. Los montos se ajustan a las necesidades de cada persona, al igual que los intereses y los plazos de pago.

Con nuestro buscador y comparador de préstamos podrás encontrar las mejores y más seguras ofertas de créditos en línea disponibles. No tendrás que preocuparte por tu historial crediticio, si tienes o no garantías, o si no dispones de requisitos complicados. Estas ofertas son personalizadas para que cualquiera pueda encontrar lo que necesita.

Encuentra tu préstamo rápido en askRobin

Share